¿Sabías que la mala salud bucal puede afectar a tu rendimiento deportivo?

 Si eres deportista, esto te interesa.

Las enfermedades de las encías afectan prácticamente a la totalidad de la población como dolencia leve y a uno de cada dos adultos en su forma más grave. Estas patologías pueden llegar a afectar al rendimiento de los deportistas de élite incidiendo en las lesiones y dificultando la posterior recuperación. En la clínica Mesiondens recomendamos una revisión bucal al principio de cada temporada para evitar problemas de este tipo.

37eugreiw

En los deportistas, los daños causados por la presencia de focos de infecciones bucales favorecen la contractura y fatiga de los músculos, afecta el sistema tónico postural e impiden que la recuperación muscular sea rápida y efectiva, alterando su rendimiento deportivo.

Cuando tienes las encías enfermas, inflamadas (con gingivitis o periodontitis), millones de moléculas que llamamos “mediadores de la inflamación” pasan a tu torrente sanguíneo. Y viajan e inundan el resto de tus órganos del cuerpo. Así, afectan también a los músculos, los huesos, los tendones y las articulaciones.

La ausencia de piezas dentarias no permite una buena trituración de los alimentos y altera la digestión que es un pilar fundamental para la práctica de deportes. Además de desequilibrar la oclusión, que es clave en un buen equilibrio musculo esquelético, ligado al sistema postural.

.Bruxismo tensional (estrés): Es el hábito inconsciente de apretar los dientes sin una intención funcional (masticar comida por ejemplo). Cuando apretamos los dientes, lo hacemos con una serie de músculos como son, entre otros, el masetero y temporal. Si sobrecargamos estos músculos y recordamos que el cuerpo humano funciona por cadenas musculares, podemos relacionar dolores de cabeza, cuello, trapecio, y toda la musculatura relacionada con la cadena posterior (dorsales, lumbares, glúteos, isquiotibiales, entre otros) con el bruxismo.

 La Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) recomienda que los deportistas se sometan a una revisión bucal al comienzo de cada temporada, cuando se produzca una lesión muscular o articular de causa dudosa y tras cualquier lesión que no se cura en un tiempo razonable. Estos consejos pueden aportar beneficios deportivos y también económicos a los clubes.
4783epexels-photo